Leopoldo Lares Sultán: Así son los meses para los judíos

El calendario hebreo es único y comprenderlo no es tarea fácil.

Una de las comunidades que normalmente se distingue de cualquier otra de una manera bastante notoria son definitivamente los judíos; estos ciudadanos saben conservar sus costumbres, tradiciones y creencias a pesar del tiempo o el lugar donde se encuentren.

Una de las particularidades de los israelíes se encuentran en la estructura de los meses, que son completamente diferentes al típico “enero, febrero, marzo, abril…” de gran parte del mundo.

Para la realización del calendario judío se ha tomado como principal referencia el ciclo lunar, el cual tiene una duración de 29 días y medio aproximadamente, y según se explica “dado que el mes tiene que tener días completos, a veces, el mes tiene veintinueve días (ese mes se denomina “jaser”, faltante) y a veces, treinta días (“malé”, lleno).

Leopoldo Lares Sultán - Calendario.
Leopoldo Lares Sultán: Así se clasifica el calendario judío.

Otros términos comunes dentro de los meses judíos son Rosh Jodesh para el primer y el trigésimo día del mes.

[Leopoldo Lares Sultán] indica que estos son los nombres con los que los israelíes bautizan a cada uno de sus meses dentro del calendario hebreo:

  • Tishrei: Mes de 30 días
  • Jeshvan: Mes de 29 o 30 días
  • Kislev: Mes de 29 o 30 días
  • Tebet: Mes de 29 días
  • Shebat: Mes de 30 día
  • Adar: Mes de 30 días que en años bisiestos puede tener 29
  • Nisan: Mes de 30 día
  • Iyar: Mes de 29 días
  • Sivan: Mes de 30 días
  • Tamuz: Mes de 29 días
  • Elul: Mes de 29 días
Leopoldo Lares Sultán - Judíos.
Leopoldo Lares Sultán: El calendario influye directamente en sus creencias.

Así pues, en cada uno de estos ciclos se guarda una fecha de respeto, de reflexión o de creencia que cada israelí conoce, realmente el calendario está ampliamente limitado a la cultura de esta población por lo que entenderlo no es una tarea tan sencilla, sin duda es una muestra de las raíces e idiosincrasia de esta comunidad.

 

Por: Leopoldo Lares Sultán.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: